Queso Maduro

Leche de oveja pasteurizada, cuajo, cultivos lácticos, lipasa, cloruro de calcio y sal. En la cascara E202 y E235.

Pasta compacta de color amberina tenue. Textura friable con presencia de calcificaciones típicas. De sabor acentuado y persistente. Tiempo de maduración mínimo de 150 días.

– Grande, forma cilíndrica, diámetro de 18-19 cm, altura de 12-13 cm, peso de 3.2 a 3.7 Kg.
– Cuñas de peso variable o fijo con un mínimo de 250 g.

6-8°C. A partir de los 8 meses se puede conservar en bolsas al vacío por un período superior al año sin que pierda sus características organolépticas.

Consumo directo para cocteles acompañados de otros quesos. Recomendado para personas que quieren probar algo distinto por su sabor acentuado y persistente. Los pastos naturales de la Patagonia le trasmiten un sabor característico que lo diferencia de quesos de semejante elaboración de otras regiones del mundo. Mantenido en maduración por un año o más se transforma en un queso de rallar de sabor fuerte y persistente.