Queso Maduro

[vc_tta_tabs][vc_tta_section title=”Ingredientes” tab_id=”1463762185447-b15f2ae2-c268″]

Leche de oveja pasteurizada, cuajo, cultivos lácticos, lipasa, cloruro de calcio y sal. En la cascara E202 y E235.

[/vc_tta_section][vc_tta_section title=”Características” tab_id=”1463762185585-cc64465a-3492″]

Pasta compacta de color amberina tenue. Textura friable con presencia de calcificaciones típicas. De sabor acentuado y persistente. Tiempo de maduración mínimo de 150 días.

[/vc_tta_section][vc_tta_section title=”Tamaños” tab_id=”1463762232330-53e914ed-726d”]

– Grande, forma cilíndrica, diámetro de 18-19 cm, altura de 12-13 cm, peso de 3.2 a 3.7 Kg.
– Cuñas de peso variable o fijo con un mínimo de 250 g.

[/vc_tta_section][vc_tta_section title=”Conservación” tab_id=”1463762233565-56491462-ae68″]

6-8°C. A partir de los 8 meses se puede conservar en bolsas al vacío por un período superior al año sin que pierda sus características organolépticas.

[/vc_tta_section][vc_tta_section title=”Usos” tab_id=”1463762234502-0c3d283e-c13e”]

Consumo directo para cocteles acompañados de otros quesos. Recomendado para personas que quieren probar algo distinto por su sabor acentuado y persistente. Los pastos naturales de la Patagonia le trasmiten un sabor característico que lo diferencia de quesos de semejante elaboración de otras regiones del mundo. Mantenido en maduración por un año o más se transforma en un queso de rallar de sabor fuerte y persistente.

[/vc_tta_section][/vc_tta_tabs]